La Hiperhidrosis (pies sudorosos)

pies sudorosos

Imagen por Gina Phillips, Luisiana

¿Qué es la Hiperhidrosis?

La mayoría de la nosotros hemos sufrido alguna vez de sudor y mal olor de los pies, aun así para algunas personas los pies sudorosos (acompañados por axilas y palmas de manos) son un problema persistente, que puede ser vergonzoso e incomodo. Este problema puede afectar bastante a su vida diaria e incluso puede resultar en detrimento de sus contactos sociales. Tranquilos, la Hiperhidrosis es tratable.

Los pies sudorosos forman parte de una enfermedad llamada Hiperhidrosis (o sudoración excesiva) y tienen mucho que ver con como funcionan las glándulas sudoríparas en esta parte del cuerpo. Los pies tienen 250 000 glándulas sudoríparas y suelen sudar más que otras partes corporales pero con una rutina de higiene diaria, mucha gente puede aliviarse de la vergüenza que les puede causar.

Hay más glándulas sudoríparas por centímetro en nuestro pies que en cualquier otra parte del cuerpo y su función es mantener la piel hidratada y de esta manera proporcionan y regulan la temperatura cuando hace mucho calor, si tienes fiebre o mientras haces ejercicio.

¿Cuáles son las causas?

La Hiperhidrosis suele ser simétrica (si te sudan los manos, lo más seguro es que te están sudando los pies también). La causa exacta no es conocida pero se debe mayormente a las glándulas hiperactivas.

Otras causas posibles incluyen estrés de los pies, provocado por problemas estructurales o porque el pie esta bajo tensión o cansado (por ejemplo, si has pasado todo el día de pie).

¿Es grave?

Cuando hace mucho calor empeora el asunto, la Hiperhidrosis está presente en verano e invierno, también puede ser genética. Suele ser una enfermedad crónica y el tratamiento suele ser de larga duración.

En algunos casos, la Hiperhidrosis puede llevar a pie de atleta y ampollas.

¿Quién lo tiene?

En adolescentes y personas de menos de 25 años en general, la Hiperhidrosis es probablemente causada por glándulas sudoríparas hiperactivas, que se provoca por el cambio de los niveles hormonales en el cuerpo. Como las glándulas sudoríparas responden a la emoción, ambos el estrés mental y emocional pueden ser causa común.

¿Cómo sé que lo tengo?

Un problema adicional que acompaña le Hiperhidrosis a menudo es la presencia de mal olor, causado por la interacción del sudor con las bacterias.

¿Cómo prevenirlo?

Seguir una simple rutina de higiene diaria suele ser suficiente. Esta puede incluir lavarse los pies con jabón antibacterial, aplicar crema y/o polvo antitranspirante. También te recomendamos no ponerte los mismos zapatos dos días seguidos puesto que el calzado necesita tiempo para secarse bien.

Llevar calcetines es esencial, especialmente de materiales que absorben la humedad, como algodón, lana o mezcla de los dos. En adición, las plantillas de prescripción también ayudan ya que tienen un efecto desodorante, también absorben el sudor y se secan más rápido.

En tema de calzado, recomendamos que compres zapatos cómodos, de piel y otros materiales que permiten respirar a los pies.

Si sufres de cualquier problema del pie, que no se resuelve de forma natural o dentro de 3 semanas, te recomendamos que pidas cita con tu podólogo.